El testimonio clave de una amiga de Nahir Galarza durante el juicio

La declaración se considera clave porque la joven, que tiene 19 años al igual que la sospechosa, con quien fue compañera de secundario, brindó detalles que podrían ilustrar sobre las motivaciones del crimen

En la primera jornada del juicio, Nahir Galarza no declaró

Una amiga de Nahir Galarza, la joven que es juzgada por el crimen de su novio, Fernando Pastorizo, en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, declaró esta mañana ante el tribunal y brindó un testimonio clave para esclarecer el homicidio.

Se trata de Sol Martínez, a quien Pastorizzo señaló como quien colaboró con Galarza para golpearlo a la salida de un boliche, en la casa de la segunda.

El testimonio se considera clave porque Martínez, que tiene 19 años al igual que Nahir, con quien fue compañera de secundario, brindó detalles que podrían ilustrar sobre las motivaciones del crimen.

En la segunda audiencia se había escuchado testimonios de allegados a Pastorizzo que indicaron que el joven relató por medio de mensajes de whatsapp como había sido golpeado por las jóvenes en el interior de la casa de los Galarza el 25 de diciembre por la mañana, cuatro días antes de ser ultimado a balazos por Nahir.

Esta mañana, Martínez declaró durante aproximadamente una hora ante el tribunal. A continuación, algunas de las declaraciones más relevantes que publicó el Diario el Sol de Gualeguaychú:

• “Nunca tuve referencia que Fer le pegara a Nahir”, dijo. Sin embargo, aseguró que después de la polémica noche de Navidad, cuando habló con Nahir, al día siguiente, la ahora acusada del asesinato de Pastorizzo le dijo que, luego del boliche se habían ido a la casa de Fernando, donde habría habido agresiones mutuas.

• Reconoció haberle dado “una piña en el ojo derecho” a Fernando Pastorizzo la noche de Navidad. Esto sucedió luego que la propia Nahir le dijo que las marcas que tenía en los brazos y las piernas eran por supuestas agresiones del joven. “A las mujeres no se les pega”, aseguró haberle gritado luego del golpe.

• Además, Martínez aseguró que, más allá del episodio de la noche de Navidad relatado por Galarza, en tres años nunca supo de alguna agresión por parte de Fernando hacia Nahir.

• Indicó también que “Fernando era muy celoso” y que “la llamaba seguido”.

• Además dijo que la imputada sabía manejar el arma de su padre (una pistola 9 mm)

Según el mismo medio, tras el crimen Martínez fue apuntada por allegados a la víctima y decidió marcharse de la ciudad. Mientras que el 5 de enero publicó un posteo en la red social Twitter en el que se despega de Galarza.

“Es lamentable pero es la verdad, estaba con una asesina y no me daba cuenta. Si realmente están pensando que fui cómplice o que sabía que esa mina estaba así están errados”, sostuvo en su tuit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 13 =