El municipio reutiliza árboles caídos para fabricar muebles y cartelería

Dentro de las políticas ambientales que lleva adelante la Municipalidad de la Capital, se destaca el trabajo que realiza el área de carpintería en donde se logra dar una nueva utilidad a muchos de los árboles de la vía pública que fueron extraídos por estar secos o por haber sufrido la caída por efectos de fenómenos climáticos.
A partir de esta tarea, se obtiene madera de especies como algarrobo, paraíso, tipa, ciprés, lapacho y eucaliptus transformándola para la construcción de diversos elementos que tienen como destino los jardines de infantes municipales, plazas, parques, oficinas, camping, comedores comunitarios, entre otros espacios de la ciudad.
Gran parte de los troncos recuperados que ingresan a la carpintería son aserrados y entablonados para luego fabricar muebles, mesas, bancos, puertas, estantes, percheros o tarimas. También se utilizan para reparar juegos infantiles de plazas como hamacas, trompos y asientos de sube y baja.
Además, se preparan tutores para el arbolado público, tablas para puentes peatonales (como los que cruzan el canal San Martin), carteles indicadores, pérgolas, estacas para replanteos en obras públicas y encofrados.
Cabe aclarar que, no todos los troncos son reutilizados, ya que aquellos que tienen clavos, hierros o alambres incrustados, deben ser descartados porque al aserrarlos provocarían la rotura de las sierras y generar peligro a los operarios.
Por eso, en ese sentido, se debe destacar la importancia de no colocar alambres y clavos para colgar pasacalles y carteles en los árboles, además de que esta práctica, se encuentra prohibida por la normativa municipal.
La madera que no se puede utilizar se destina para leña, que es aprovechada por los comedores comunitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 5 =