Fin de semana largo: las ventas cayeron 4,5 por ciento

Alrededor de un millón de turistas se movilizaron por todo el país, pero el volumen de bienes y servicios tuvo una baja interanual

El fin de semana largo movilizó por todo el país a alrededor de un millón de personas pero el volumen de ventas de bienes y servicios asociado al turismo cayó 4,53% interanual, de acuerdo con un relevamiento difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
La estadía media fue de 2,5 días, levemente menor a los 2,8 días promedio de estadía del año pasado, y el gasto promedio por jornada y por turista se ubicó en $950, un 23,4% superior al mismo feriado 2017, señaló el informe de la CAME.

“Muchas familias se alojaron en casas de amigos, parientes o vínculos cercanos para abaratar, lo que explica que el gasto por turista no haya crecido tanto frente al 2017”, puntualizó.

La entidad resaltó que el turismo interno “se está viendo favorecido por el tipo de cambio más alto, que desalienta el desplazamiento hacia países vecinos (Brasil y Chile principalmente) y explica en parte el incremento en la cantidad de turistas” que se desplazaron por el país.

Además, resaltó que durante este último fin de semana largo, “hubo ofertas y promociones tanto en el sector hotelería y gastronomía como en la actividad comercial. Se lanzaron muchas propuestas para no perder clientes y poder recomponer liquidez en caja”.

Los destinos más elegidos fueron la Costa Atlántica, Córdoba, Bariloche, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Salta, y el interior de la provincia de Buenos Aires.

CAME subrayó que en lo que va del año ya hubo siete fines de semana largos (tres “extra-largos”), en los cuales viajaron un total de 9.138.000 turistas, que en conjunto gastaron unos $25.360 millones.

Los destinos más elegidos el fin de semana fueron la Costa Atlántica, Córdoba, Bariloche, Entre Ríos, Mendoza, Misiones, Salta, y el interior de la provincia de Buenos Aires que promocionó interesantes festejos.

Mar del Plata, Cariló, Pinamar, Villa Gesell y San Bernardo tuvieron muchos turistas que aprovecharon el buen clima para ir a la costa y hacer la tradicional búsqueda de alojamiento para el verano.

Con un movimiento de turistas similar al año pasado, Valle de Punilla, Carlos Paz y La Falda se destacaron como las zonas más concurridas en Córdoba; mientras que en Santa Fe hubo altos niveles de ocupación en localidades como Romang, San Javier, Helvecia, Santa Rosa de Calchines, Sauce Viejo, todas vinculadas a la costa, río y playa.

En Mendoza los niveles de ocupación se aproximaron a 90% en el Gran Mendoza, 80% en Valle de Uco y Alta Montaña y 85% en Malargüe, con mucho turismo regional y argentinos que en otro momento cruzaban fronteras que se quedaron haciendo turismo local; y en San Juan hubo mucha circulación de turistas y excursionistas como dificultades en algunas ciudades para conseguir alojamiento.

En San Luis, Potrero de los Funes tuvo un movimiento inferior al año pasado; y Merlo, con buena concurrencia; y en La Pampa se lograron niveles de ocupación del 80% en esa ciudad aunque más bajos en el interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =