Lo de OCA también tensa la relación gobierno-Moyano

La empresa, a la que se vincula con el titular de Independiente, se encuentra intervenida judicialmente por una deuda de $ 5 mil millones con la AFIP y el oficialismo no ve otra salida que la quiebra

Otra de las causas de tensión entre el gobierno y Hugo Moyano es la continuidad de la empresa OCA, a la que se vincula con el titular de Independiente, que se encuentra intervenida judicialmente por una deuda de $5 mil millones con la AFIP, con un permiso postal “provisorio” y a la que en el oficialismo no le ven otra salida que “la quiebra”.Pese a que Moyano negó tener cualquier vinculación con el mayor correo privado del país, en el abril pasado en ocasión de vencerse el permiso de operación de la firma, Camioneros había amenazado con un paro nacional alegando que la mayor parte de los 7 mil empleados pertenecen al gremio.

Lo cierto es que a comienzos de septiembre el juez en lo comercial de Lomas de Zamora, Pablo Tejeda, ordenó la intervención de la firma a pedido de la AFIP, que busca asegurar con la medida el pago de los impuestos adeudados por la empresa. Unas semanas antes había renunciado el co-administrador judicial Marcelo Griffi denunciando pagos de la concursada sin autorización y la emisión de cheques a terceros, un mecanismo vedado.

El saliente interventor apuntó al titular de OCA, Patricio Farcuh, a quien por lo bajo en Balcarce 50 le sindican aceitadas relaciones con Pablo Moyano.De acuerdo a dos calificadas fuentes oficiales consultadas por este diario, los desmanejos internos y la abultada deuda tendrían un corolario anunciado: la quiebra de la firma postal. En caso de concretarse esa medida, estallaría un nuevo foco de conflicto con el moyanismo.

Mientras tanto, el pedido de detención de Pablo Moyano ordenado la semana pasada por el fiscal general adjunto de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, unificó a un sindicalismo dividido con la amenaza latente de la convocatoria a un paro general.

“No escapa siquiera al más distraído la voluntad explícita del Gobierno de llevar a la familia Moyano a prisión. Impúdicamente lo ha manifestado en repetidas oportunidades la diputada Elisa Carrió y muchos funcionarios del Gobierno, adjudicándole hasta al propio Presidente ese objetivo de forma personal’, indicó el comunicado de la CGT, firmado por los secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña. La central de calle Azopardo había rechazado hace meses la pretensión de los Moyano de convocar a un comité central confederal para elegir una nueva conducción. Por ello, los dirigentes de Camioneros lanzaron el Frente Sindical y se alinearon con la multisectorial “21F” ligada al kirchnerismo.

Pero la causa judicial que investiga una asociación ilícita en Independiente podría unificar a los sectores sindicales en pugna con la realización de una medida de fuerza cuya realización, hasta el último viernes, en la central obrera percibían “como verde”.

Incluso Juan Carlos Schmid, que se mostró en las últimas horas en una foto con Pablo en el Congreso Internacional de Trabajadores del Transporte que se realiza en Singapur, no estaría de acuerdo con una medida de fuerza por 36 horas tal como plantean los más duros; considera que es una herramienta de protesta que no hay que desgastar. Empero, si el vicepresidente del club de Avellaneda es detenido todo se podría precipitar.

En este contexto, el Frente Sindical organiza para el sábado 20 de octubre una movilización a la Basílica de Luján “por paz, pan y trabajo”, que finalizará con una misa a las 12, con la que el moyanismo espera que se convierta en fuerte un gesto de respaldo.

Desde comienzos de año en el gobierno repiten que Hugo Moyano presiona porque su hijo Pablo está complicado judicialmente pero reiteran que la decisión del presidente Mauricio Macri es “que no haya impunidad” para nadie. En el medio, una de las empresas más grandes del sector postal tiene un futuro incierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − ocho =