La degolló, salió a la ruta y se mató en choque con un camión

Una mujer fue degollada en su casa del pueblo cordobés de Guatimozín y su pareja, principal sospechoso del crimen, murió poco después al chocar su auto con un camión cuando se trasladaba por la ruta nacional 8, en un siniestro vial que podría atribuirse a una actitud suicida del conductor.

El femicidio de Patricia Yameta (de 42 años y madre de dos adolescentes) fue descubierto en la vivienda, donde residía con sus hijos y su concubino, identificado como Claudio Luis Alarcón (48), quien luego falleció, al impactar el vehículo que manejaba, en una hecho que fue considerado como un suicidio.

El fiscal de Corral de Bustos, Pedro Guerra, señaló, en declaraciones al Canal 10 de la Universidad Nacional de Córdoba, que la principal hipótesis del hecho es que fue un femicidio, cometido con un arma blanca que le produjo graves lesiones en el cuello a la víctima y que cuando se buscaba a su pareja, como principal sospechoso del crimen, se estableció que se había matado en la ruta.

En base a las evidencias y los testimonios obtenidos, los investigadores del crimen de Patricia Yameta estaban tras los pasos de Claudio Alarcón, en momentos en que se conoció que el hombre había protagonizado un siniestro vial sobre la ruta 8, en cercanías de la localidad de Arias, a unos 30 kilómetros de Guatimozín y casi en el límite con la provincia de Santa Fe.

Allí, una camioneta Peugeot Partner chocó de frente con un camión con acoplado marca Fiat, luego de una maniobra que, en base alas pericias planimétricas iniciales, podría calificarse como intencional. Ante la violencia de la colisión, el vehículo utilitario quedó destruido y el camión terminó volcado sobre una de las banquinas.

“A raíz del fuerte impacto, el acusado de femicidio murió en el lugar y entonces, no se descarta que se haya tratado de un suicidio al volante, ya que testigos sostuvieron que el conductor cambió de carril con aparentes intenciones de ser embestido”, se indicó.

El camionero sufrió heridas de consideración y fue llevado al hospital de Arias, donde quedó internado en observación y se aguarda que se recupere para que pueda brindar declaración ante el fiscal Pedro Guerra.

Entre los hierros retorcidos, en lo que quedó convertida la Peugeot Partner, el personal policial encontró una cuchilla que será sometida a pericias para determinar si fue el arma blanca con la que se cometió el femicidio de Yameta, que generó una enorme conmoción en el pueblo,ubicado a 370 kilómetros al sureste de la capital de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + doce =