Elevan a juicio una causa de usurpación

La Fiscalía requirió la elevación a juicio una causa de usurpación de propiedad. Se trata de un caso en el cual una mujer, violentó el candado de una casa del Barrio Borges de propiedad de la familia Cano y ocupo la casa junto a sus hijos menores de edad.

a Fiscalía relató a la jueza Dra. Sara Harón durante la audiencia realizada el Martes 30 de Julio que la imputada, Sra. Sandra Marcela Cisterna, había ingresado ilegítimamente en el inmueble ubicado calle 104 Nº 2857, entre calle 16 y 17, del B° Borges, de esta Ciudad Capital, violentando el candado existente en la puerta de ingreso de la vivienda, despojando de ese modo a sus legítimos propietarios.

La imputada reconoció el ilícito ya que declaró que como residía en una vivienda prestada y debía devolver a su amiga, antes de salir de dicho lugar se dirigió al IPVU a solicitar una vivienda. Según la imputada en el organismo le manifestaron que si veía alguna casa deshabitada que ingrese, por lo se puso a buscar algún inmueble deshabitado y observó que el domicilio sito en Calle 104 N.º 2857 entre calle 16 y 17 del B° Borges se encontraba deshabitado. Así argumentó su ingreso al inmueble violentando un candado de la puerta para quedarse a vivir.

Asimismo, una vecina que residen en una vivienda colindante al inmueble hace más de 40 años declaró que, luego del fallecimiento del matrimonio Cano, sus hijos quedaron a cargo de la propiedad y hace aproximadamente dos años atrás comenzaron a realizar refacciones en la misma, como la colocación de rejas en todas las ventanas y puertas. La vecina indicó que día del hecho escuchó ruidos en la casa de al lado pero no les dio importancia, y al día siguiente vio que había gente en la casa, que no era ninguna de la familia Cano sino que se trataba de una persona de sexo femenino apodada Pelada, a quien identificó ya que sus papás viven en el mismo barrio, y que en la Comisaria le informaron que su apellido era Cisterna. En este sentido la vecina indicó que continúa viendo a esta mujer en la casa propiedad de la familia Cano.

La fiscalía ofreció más de 15 evidencias documentales y tres declaraciones testimoniales en total, incorporándose al legajo el informe socio ambiental, el testimonio de la asistente social, y el acta compromiso firmada por la imputada que indica que se retiraría de la vivienda voluntariamente. Por su parte, la defensa agregó{o el ofrecimiento de una evidencia documental y un testimonio.

Laa representantes del MPF   Dra. Alejandra Holgado  y Dra. Ana Paula Bernasconi indicaron  que con la totalidad de las evidencias recogidas en la investigación fiscal, dan cuenta del accionar desplegado por la imputada quien ingreso ilegítimamente en el inmueble despojando de ese modo a sus legítimos propietarios, los Sres Cano.

Asimismo la fiscal Dra. Holgado destacó que  estas conductas podrán ser confirmadas, con alta probabilidad, en la instancia de juicio. Finalmente, requirió a la jueza Dra. Sara Harón que la causa se elevada a Juicio oral.

Finalmente, la Jueza hizo lugar al pedido de la fiscalía y elevó la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + dos =