Voto de silencio: fingió ser mudo durante 12 años y perdió la capacidad de hablar

Imagen de roberto_a

Media

Un hombre fingió ser mudo durante doce años para evitar ser identificado como el asesino de la persona que le alquilaba su vivienda, pero se esmeró tanto en interpretar el papel que con el tiempo perdió la capacidad del habla.

La historia comenzó en el 2005 cuando el criminal, conocido como Zheng asesinó a su arrendatario durante una discusión que ambos mantuvieron por una deuda de 500 yuanes (unos 75 dólares).

De ahí en más, el hombre se dio a la fuga, adoptando la personalidad de Wang Gui, un mendigo mudo que buscaba pasar totalmente desapercibido hasta que llegó a la provincia de Anhui, donde se estableció como un obrero de la construcción, sin dejar de lado su “voto de silencio”.

 

La historia que cuentan los medios locales, señalan que Zheng llegó incluso a casarse y tener un hijo sin decir una palabra, para evitar que alguno de sus dichos revelara su verdadera identidad.

Pero el año pasado, las autoridades provinciales realizaron un censo en Anhui, y Zheng quedó expuesto cuando se comprobó que su documento de identidad era falso. La policía arrestó al sujeto y, tras una tomarle una muestra de sangre, logró comprobar su verdadera identidad aunque no pudieron obtener una confesión de su propia boca.

Y fue solo cuando Zheng comenzó a comunicarse con ellos a través de palabras escritas, que los agentes se dieron cuenta que, en su obsesión por interpretar su papel de la mejor manera, Zheng había perdido la capacidad de hablar debido a que sus cuerdas vocales se atrofiaron por “falta de uso”.

Ahora, el hombre enfrenta un juicio que podría conllevar una pena de muerte, si se comprueba que fue él quien asesinó a su arrendatario.

Rate this article: 
Sin votos (todavía)