En Plaza Libertad habrá actividad por el Día Mundial de la Salud Mental

Este jueves 10 de octubre, el Ministerio de Salud se adhiere al Día Mundial de la Salud Mental con una actividad de sensibilización en la Plaza Libertad. Desde las 9 a 12,30 hs., toda la comunidad podrá acercarse y participar de juegos educativos para diferentes edades, música con grupos de folklore y de Rock integrados por residentes del Hospital Diego Alcorta; una muestra de las actividades de las UPAs y de la Residencia en Salud Mental; una radio abierta participativa y un stand informativo de promoción y prevención de enfermedades.

Además, la Plaza saludable también formará parte de la jornada en la que se busca que la comunidad rompa con  estereotipos y falsas creencias, superando así los prejuicios y la estigmatización hacia las personas con enfermedad mental.

“Para ello se necesita reconocer y entender los padecimientos mentales”, explicaron los organizadores. Este año la jornada a nivel mundial se centrará en la prevención del suicidio.

Los suicidios son prevenibles. Aun así, cada 40 segundos se suicida una persona en alguna parte del mundo y muchos más intentan suicidarse

Según la OMS, “cada año, cerca de 800000 personas fallecen por esta causa, y otras muchas intentan suicidarse. Cada suicidio es una tragedia que afecta a una familia, a una comunidad o a todo un país y que tiene consecuencias duraderas en las personas cercanas a la víctima. El suicidio no respeta edades y es la segunda causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años.”

Es importante saber que:

Contrario a lo que se cree, los padecimientos mentales no son un problema poco frecuente. Según la OMS/OPS los trastornos mentales están dentro de las cinco primeras causas de enfermedad en América. El alcohol y la depresión son los problemas más frecuentes en salud mental. En Argentina, 1 de cada 3 personas presenta un problema de salud mental a partir de los 20 años. Las problemáticas más frecuentes son los trastornos de ansiedad, del estado de ánimo y los problemas por consumo de sustancias (UBA APSA OMS MSAL – 2015)

El padecimiento mental no es irreversible: puede afectar de modo parcial y transitorio la vida de una persona. Con el apoyo comunitario necesario, la recuperación es posible.

Las personas con enfermedad mental no deben ser aisladas de su comunidad: todas las personas tienen derecho a recibir la atención sanitaria necesaria, acompañadas de sus afectos y en su comunidad. Ninguna enfermedad se cura con el aislamiento y el encierro. Nadie debe vivir en un hospital psiquiátrico.

Las personas con padecimiento mental no son ni violentas, ni peligrosas: no existe una relación directa entre padecimiento mental y violencia. La existencia de esta última está más relacionada con el desamparo y el aislamiento social. Detrás de cada persona hay una historia que determina su presente.

La salud mental no debe atenderse de forma diferente de la física. La salud es una sola, y su abordaje debe realizarse en los centros de salud y en los hospitales generales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =