Presentan canción homenaje al «Al Dr. Julio Cortés, el challuero» – PRENSA SANTIAGO
3 enero, 2020

Presentan canción homenaje al «Al Dr. Julio Cortés, el challuero»

El profesor, Juan Pastor “Quique” Pérez, intérprete y autor, con preferencia el folclore y el tango, presentó en sociedad una poesía de su autoría que, con intervención de amigos, concluyó siendo una expresión en dos versiones interpretadas de distinto género, folclórica y cumbia,  con derechos reservados, de alto impacto y presente en las redes sociales para deleite de unos y otros, con el título: “Al Dr. Julio Cortés, el challuero”. Como representante gremial del Sindicato de Maestros, y Eduardo Manzur, presentó un proyecto de Ordenanza, ante el Concejo Deliberante de la Capital, para que «en reconocimiento póstumo a la figura del Dr. Julio Asdrúval Cortés, un tramo de la Avenida Costanera y la ribera del Río Dulce, sea nominada con su nombre”.

A modo de presentación indicó que “rescaté la figura del Dr. Julio Asdrúval Cortés, médico cirujano de antes, porque, en su momento, era famoso, muy querido y nunca fue olvidado, está en el anecdotario de la gente de años y su recuerdo adquiere vida en cada antojadizo relato que se hace de su paso por esta tierra. Poetas, folcloristas, cuentistas hablan de su personalidad. Era “el de la bicicleta”, “el de los cuentos”, “el challuero pescador del Río Dulce”. Valoró de Cortés que “nos legó con su ejemplo de vida, valores dignos de imitar”.

En su andar se lo vio en el Dique Los Quiroga, Los Morales, la boca toma vieja, los históricos puentes Carretero y el Negro, los espigones de “la Arenales”, Rivadavia, Salta y Alsina y al bajar también por “los filtros”, Maco, Los Cardozo y hasta Sumamao, pedaleando. Siempre, con su maletín de médico y los implementos de pesca. “Nunca faltó la consulta ambulatoria de “paso” un amigo, vecino o desconocido que lo identificaba, y solícito los atendía, como todo hombre vinculado al arte de curar, con vocación de servicio, honrando al trabajo y a Dios” dijo Pérez.


                    Versión folclore




                         
Versión cumbia

———————————————————————————————————

Reflexionó que “hoy cuando la sociedad se encuentra plena de desencuentros y casi en el umbral de la descomposición social, considero que debemos retrotraer nuestra mirada al pasado reciente, hacia nuestra cultura, nuestras costumbres, lo que nos da idiosincrasia, para volver a reencontrarnos con valores como la solidaridad, la humildad  y el respeto por el prójimo”.-

“Muchas y valiosas enseñanzas podemos destacar de este obrero de la medicina pero, lo que nos motiva sobremanera, es rescatar una de sus facetas muy particulares, expuestas en su arraigada santiagueñidad que, en muchos casos, motivaran que hombres y mujeres, lo vieran con respeto, curiosidad y hasta con llamativo asombro su cotidiano quehacer, luego de cumplido su trabajo, de asistir constantemente al Río Dulce” agregó Pérez.-

Relató para quienes no tuvieron oportunidad de conocer al Dr. Cortés que “fue un hijo dilecto de la caracterizada y noble calle Mitre, con la particularidad de estar adentrado en el anecdotario popular, e integra el acervo cultural santiagueño que atesora aún hoy la rara virtud de perdurar en el tiempo”.

Indicó Perez que “fue hijo de Don Julio C. Cortés, inspector nacional de Escuelas y de Doña Emilia Paz. Nació el 10 de enero de 1907 y falleció el 22 de junio de 1985, en esta capital. Se casó con Doña Maria Teresa Sosa Videla Huergo, oriunda de una familia de estirpe acomodada de Córdoba, con la que fue padre de hijos: Julio, Carlos, Teresa y Cristina.

Valoró de Cortés “su bonhomía, la inteligencia, su fortaleza, su carácter y un férrea voluntad para la acción tesonera, siendo un estudioso infatigable. Además, siempre estuvo alejado del lujo y del boato. Siempre fue humilde, solidario y de firmes convicciones morales y religiosas.

Indicó Quique Pérez, como hijo político del Dr. Cortés, que el profesional “cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional. Luego, sus estudios de grado los cumplió acabadamente en la Universidad Nacional de Córdoba. Hizo residencia en el Hospital de Clínicas. Se matriculó en el Colegio de Médicos, siendo el miembro número 22. Luego, se desempeñó como médico de guardia en el Hospital Regional, por 30 años. Hizo lo propio en el Hospital Mixto  y, en la zona rural, supo prestar servicios en la sala de auxilios de Villa La Punta, donde supo ganarse el aprecio y respeto de los vecinos que hoy lo recuerdan”.

En lo social, Cortés se desempeñó como médico de la comisión municipal de box, del club de pescadores y del club de ciclismo. Fue socio fundador de la Escuela “Beato San Martín de Porres”.

Por último, agradeció el acompañamiento de su familia, de amigos como Eduardo Manzur, el Pampa Lencina, Héctor Sierra, Elio Soria Morán, como tantos otros que han expresado su adhesión a este reconocimiento hecho poesía y que se tradujo también en un proyecto de Ordenanza elevado al Concejo Deliberante de la Capital, con el patrocinio del Sindicato de Maestros.

Proyecto de Ordenanza

“Lo popular de la vida universal, se halla contenida en el folclore. Es ese folclore el que une a los hombres y hace grandes a los pueblos como fermento que leuda la blanca masa de pan y donde hay que buscar nuestra esencia para reflejarla en el arte, que será vernáculo y por eso mismo universal” sostenía Orestes Di Lullo.

Antes del cierre del período de sesiones ordinarias del H. Concejo Deliberante Capitalino, Juan “Quique” Pérez, presentó, como representante gremial del Sindicato de Maestros, con el acompañamiento de Eduardo Manzur, un proyecto de Ordenanza para un reconocimiento póstumo a la figura del Dr. Julio Asdrúval Cortés, y que un tramo de la Avenida Costanera y la ribera del Río Dulce, sea nominada con su nombre”.

Propicia la colocación de una  placa recordatoria y que se erija en el lugar un “Monumento al Challuero” con su imágen.

En los fundamentos se indica que:

Una de las funciones de los centros culturales, Municipales o provinciales, es la transmisión de la herencia social de los pueblos a partir de la emisión de conocimientos relacionados con nuestras raíces vernáculas para adquirir universalidad.

Santiago del Estero es la cuna del folclore argentino, y es donde se enraizaron con profunda fuerza telúrica, logrando real autenticidad, todas las proyecciones folclóricas.

La propagación de las diversas manifestaciones del quehacer folclórico artístico, enriquecerá culturalmente a los potenciales comprovincianos, ya que la meta final que persigue este proyecto es la participación de todos, encaminados hacia el conocimiento, la preservación y la difusión del patrimonio tradicional, que es la sabiduría del pueblo.

El desconocimiento de la población en general, de la importancia que tienen los contenidos culturales, implícitos en las tradiciones regionales y sus personajes

La falta de reconocimiento a profesionales que trabajaron arduamente en pos de la buena salud de los habitantes santiagueños. En este caso nos referimos al doctor Julio Asdrúbal Cortés, de distinguida y larga trayectoria como médico cirujano, competente y solidario con la gente de escasos recursos que iba en busca de soluciones para su salud, resolviendo sus inquietudes desinteresadamente.

La necesidad de rescatar una de las facetas muy particulares, expuestas en su arraigada santiagueñidad, que provocó que lo vieran con respeto, curiosidad y hasta un llamativo asombro en el quehacer cotidiano, por el hecho de asistir constantemente a pescar al río dulce. Esto motivó que adquiriera el mote de “El doctor Cortés, el de la bicicleta”, o “El challuero” (pescador; de challua, pez y ero, term. adj. cast). Esta costumbre lo llevó a ocupar un sitial de figura emblemática entre todos los pescadores de aquella época.

La falta de reconocimiento a personajes populares, cuya actividad más que deporte es una forma de vida que realizaron y realizan en este caso, los pescadores, ripieros, areneros, flecheros con sus fogones, sichanfleros, etc

El objetivo, es brindar un merecido homenaje a la memoria del doctor Julio A. Cortés, quien, aparte de sus dotes profesionales se destacó por su solidaridad hacia el prójimo, por su humildad, sencillez y por su original pasión santiagueña por la pesca.

Dignificar a este personaje representativo nacido y criado en las cercanías del Río Dulce, mediante la construcción de un monumento con su imagen y la nominación de una avenida en la costanera con su nombre

Acudir a una demanda social para mantener la identidad en estos momentos en que todo tiende a la homogeneización, a la uniformidad, lo que lleva a olvidarnos de quienes somos y de dónde venimos.

Deja un comentario