Empieza, en serio, la negociación con el FMI

La cita será en Riad, Arabia Saudita, el próximo fin de semana. En el marco de la cumbre de ministros de Economía y directores de Bancos Centrales del G-20, Martín Guzmán volverá a cruzarse con Kristalina Georgieva. Y no será un encuentro más: la titular del FMI contará, por primera vez, con los datos recabados por la misión que el organismo envió al país y que -luego de una semana de trabajo- concluye mañana. Es por eso que podría considerarse la primera reunión “a fondo” para comenzar a tratar los términos de la reestructuración de la deuda, luego del “acercamiento constructivo” que mantuvieron en el Vaticano el 5 de febrero y después de que la búlgara confirmara que “no habrá quita” para la deuda argentina.

Guzmán se enterará, de boca de Georgieva, de las primeras conclusiones que la misión sacó de la situación argentina. Es que, según trascendió, no habrá un informe de la delegación integrada por la directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y por Luis Cubeddu, jefe de la misión para la Argentina. De hecho, al ser una misión puramente técnica, los representantes del organismo no se verán con Alberto Fernández ni con Santiago Cafiero.

El viernes pasado, luego del encuentro con el propio Guzmán, desde el Fondo sostuvieron que dichas reuniones permitieron “tener un mejor y más detallado entendimiento del programa económico y las prioridades del Gobierno argentino”. Tal como publicó este diario ayer, los técnicos se concentraron en obtener datos concretos: la medición de la inflación, la recaudación tributaria y el tiempo que le llevará al país sanear su economía y poder crecer para pagar la deuda. Al respecto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dijo ayer que se le expresó a los enviados que las tarifas no estarán congeladas de manera “permanente”. “Ven que es un instrumento que puede contribuir a reducir la inflación”, señaló ayer el funcionario en conferencia de prensa, y remarcó: “Les explicamos nuestra visión sobre la inflación. Que es un fenómeno que tiene características multicausales. Que enfocar el problema exclusivamente por el lado monetario conduce a errores”.

El jueves, un día después de que termine la visita de la misión del FMI, Guzmán emprende viaje rumbo a Arabia, acompañado por el titular del Banco Centra, Miguel Ángel Pesce. Según confirmaron desde Economía, además de participar en los foros, el ministro tendrá distintos encuentros bilaterales. Uno de los más importantes será con el secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin: una buena relación con Estados Unidos es clave, ya que es el miembro con mayor poder de voto dentro del Fondo. Es por eso se recibió como una bendición el respaldo que Donald Trump le prometió al embajador argentino en Washignton, Jorge Argüello.

El ministro de Economía también se verá en Riad con Bruno LeMaire, ministro de Economía de Francia, y otros representantes del G-7. Esas cumbres pueden ser de vital importancia por la influencia que tienen sobre el Club de París, entidad a la que Argentina debería pagarle en mayo u$s1.962 millones.

Serán días trascendentales para la renegociación con los acreedores. Según el cronograma del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la deuda diagramado por Economía, durante la tercera y cuarta semana de febrero comienza “el período de diez días de reuniones e intercambios de visiones con tenedores de la deuda, sobre la base de los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad presentados por Guzmán ante el Congreso”. También, durante ese lapso, está prevista “la elaboración de informe en base a los comentarios de los tenedores de deuda”.

Deja un comentario