Alberto Fernández: «Di la orden para que ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el Estado fija»

El presidente Alberto Fernández habló esta noche sobre las denuncias por sobreprecios en las compras de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social y aseguró que dio la orden para que «ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el Estado fija». Además, se refirió a la continuidad de la cuarentena y descartó el retorno de las clases a partir del 13 de abril.

«Le pedí al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cosa que ya hizo y mañana estará publicado, que ninguna compra se pueda hacer sin respetar los precios máximos que el Estado fija», resaltó Fernández, luego de la polémica desatada tras la publicación en el Boletín Oficial de las compras con precios por encima de los recomendados por parte de la cartera que conduce Daniel Arroyo.

Asimismo, remarcó que «la preservación de la empresa y del trabajo es central» para su administración y expresó su confianza en que Argentina podrá levantarse después de esta pandemia, al igual que lo hizo luego de la crisis del 2001.

«Si nos levantamos esa vez, nos vamos a poder levantar otra vez», dijo y recordó los 11 puntos del PBI que el país había perdido en la crisis del 2001 y que se recuperaron durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Impuesto a grandes patrimonios

Por otro lado, Fernández se mostró a favor de un proyecto que establezca un impuesto a los grande patrimonios y consideró que «un aporte extraordinario podría pensarse» en medio de la crisis por el coronavirus.

«No es posible que pidamos que nadie pague y que el Estado haga todo», subrayó Fernández, que recordó que se realiza un esfuerzo oficial para favorecer a las pymes.

«Si hacemos todo este esfuerzo, alguien tiene que hacer un esfuerzo. Eso lo está discutiendo el Congreso, yo no puedo poner un impuesto», afirmó el Presidente.

Luego de que este lunes el oficialismo admitiera que trabaja en un proyecto para establecer un impuesto a los grandes patrimonios, el jefe de Estado enfatizó: «Un aporte extraordinario podría pensarse».

«Tal vez, en este momento, los que más tienen podrían apoyar un poco más a los que menos tienen», evaluó Fernández, y afirmó que podría ser «un impuesto a las grandes fortunas».

A su entender, «ver quién tiene más recursos y ver qué puede aportar, eso es legítimo y está reconocido constitucionalmente».

Repatriación de Argentinos en el exterior

El mandatario aseguró que su gobierno está «haciendo un gran esfuerzo por traer a todos» los argentinos que quedaron varados en el exterior por la irrupción del coronavirus en el mundo y garantizó que su administración está «atendiendo todos y cada uno de los casos».

«Me he ocupado de todos y cada uno de los argentinos y de los pedidos que me han hecho, ahora el tema no sólo depende de nuestra voluntad, sino que es un problema global y muchos países han cerrado las fronteras y eso hace muy difícil sacar a los argentinos de allí, pero no me olvidé de ellos, nadie se olvidó de ellos», aseguró Fernández.

El jefe de Estado relató que existen «muchas dificultades» para gestionar ciertos regresos de argentinos, pese a que algunos piensen que se trata de «desidia», porque, por ejemplo, hay países que tienen cerradas sus fronteras y el gobierno «no tiene cómo resolver eso».

«Están diseminados en lugares insólitos; estamos tratando de traer a todos», insistió y detalló que fueron atendidos casos de personas enfermas, a quienes se les proveyó medicación, o de gente que se quedó sin recursos y que también fue asistida por los canales diplomáticos.

«Les hemos dado recursos para que sobrelleven el tiempo que les queda hasta que podamos traerlos de vuelta al país», declaró Fernández, quien contó que recibió gran cantidad de mensajes en su celular que, bromeó, «lo tiene todo medio país».

Deja un comentario