EL MINISTERIO DE SALUD APROBÓ EL PROTOCOLO DE BIOSEGURIDAD PRESENTADO POR EL SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTICIA

El Ministerio de Salud de la Provincia aprobó el Protocolo de Bioseguridad que presentó el Superior Tribunal de Justicia, que hoy comenzó a aplicarse en el marco de las acciones programadas para la gradual incorporación de actividades presenciales en sedes tribunalicias.

 La resolución ministerial Nº 1926/2020, firmada por la ministra de Salud, Lic. Natividad Nassif, resolvió la aprobación de la propuesta elevada  para que se ponga en práctica tanto en el Palacio de Tribunales capitalino como en los edificios judiciales del interior provincial.

En el documento se explicita que previamente, el Comité de Evaluación y Seguimiento de Protocolos de Profesionales de Ciencias de la Salud, procedió al análisis del protocolo presentado por la Secretaría de Infraestructura y Mantenimiento del Poder Judicial, que incluye a todas las personas que concurran a cualquiera de las dependencias judiciales de la jurisdicción provincial.

Luego del análisis efectuado, ante el cumplimiento de las condiciones básicas y expresas a cumplir para garantizar la bioseguridad, el equipo interdisciplinario, aconsejó su aprobación del Protocolo, que se realizó mediante un acto administrativo.

En ese sentido, el Comité Interdisciplinario enfatizó el control en la implementación de medidas de protección sanitaria, según la naturaleza de cada actividad, como por ejemplo, el uso de tapabocas y el lavado frecuente de manos.

También se debía asegurar el distanciamiento social e indicar estrategias de atención al público. Asimismo, se tuvo en cuenta la disposición de equipamiento e infraestructura que asegurara las condiciones de distancia sanitaria.

De este modo, el Superior Tribunal de Justicia cuenta con este instrumento fundamental para continuar en el proceso de retorno de la actividad judicial con modalidad presencial, garantizando la seguridad tanto de los agentes de Justicia, como de toda la comunidad que asiste a los distintos organismos judiciales.

Deja un comentario