La Municipalidad desalojó fiesta prohibida en el barrio Don Bosco

En atención a los reclamos de vecinos, la Municipalidad de la Capital intervino y suspendió una fiesta clandestina en el barrio Don Bosco en la que había más de 20 personas, entre ellos, menores de edad consumiendo bebidas alcohólicas.

Durante el procedimiento, se actuó en forma conjunta con efectivos de la Policía de la Provincia, correspondiente a la Comisaría Quinta. El personal del municipio labró una infracción al propietario de la vivienda por ruidos molestos y por no respetar el protocolo establecido por las autoridades sanitarias que solamente habilita las reuniones familiares de hasta 10 asistentes.

El personal del Departamento de Sonido de Calidad de Vida remitió las actuaciones al Tribunal de Faltas Municipal, mientras que la policía trasladó a los participantes  quedando detenidos a disposición de la Justicia provincial.

Deja un comentario